Beneficios De La Dieta Mediterranea Y Caracteristicas

Descubre en que consiste esta muy conocida dieta para adelgazar y cosas como su menu semanal y piramide de alimentos. Mira porque se considera efectiva.

Hoy en día son muchas las personas que se ponen a dieta para adelgazar y perder los kilos que les sobran, moldear sus siluetas y sentirse más atractivas.

A lo largo de los años y a media que la ciencia ha ido avanzando en temas de salud, nutrición y dietética, se han ido desarrollando distintos tipos de dietas, hasta que ahora se pueden encontrar una gran variedad de programas según los objetivos y necesidades de cada uno.

Algunas dietas están diseñadas para perder peso rápidamente, concentrándose en quemar muchas grasas, otras apuestan por un remodelado de la silueta y la tonificación del cuerpo o por ejemplo, proponen un cambio de hábitos alimenticios para siempre.

Cada Persona Debe Encontrar La Dieta Que Mejor Le Convenga.

La dieta mediterránea es una de las más veteranas ya que se basa en los hábitos de alimentación que durante generaciones han tenido los habitantes de los pueblos del mediterráneo.

No se trata de una dieta con grandes objetivos de perdida de peso o tonificación, sino que más bien, proporciona grandes benéficos para la salud y alarga la vida.

¿Cómo Se Volvió Tan Popular Esta Dieta?

A pesar de que inconscientemente muchas de las personas que viven en zonas del mediterráneo, como Grecia, España o Italia, practican esta dieta habitualmente, no se había estudiado como tal hasta que a finales de los años 50 el científico Ancel Keys realizó el que se denomina “El Estudio de los 7 Países”.

Inicialmente el estudio se realizó para investigar las relaciones entre la dieta y las enfermedades cardiovasculares pero acabó revelando que los benéficios de la dieta eran muchos más.

A través de este estudio se determinó que el tipo de alimentación consumido en los países mediterráneos eran la clave de benéficos importantes para la población, tales como, menos casos de diabetes, menos enfermedades cardiovasculares, escaso índice de obesidad y en general mayor esperanza de vida.

Fue a partir de entonces cuando se empezó a utilizar el término de dieta Mediterránea y poco a poco sus ventajas se fueron conociendo nivel internacional.

Hoy en día es ya muy popular.

¿Qué Es Exactamente Y Cómo Funciona?

La dieta mediterránea representa una dieta equilibrada y saludable que entre sus ventajas ayuda a evitar problemas de corazón y de colesterol.

Se basa en el consumo de alimentos locales y frescos de los países de la zona del mediterráneo. Entre su alimentación destacan 5 factores clave.

El primero es el uso de aceite de oliva. Este es uno de los alimentos básicos de la dieta mediterránea.

Se utiliza tanto para cocinar como para aliñar las comidas. Tiene un alto contenido en vitamina E y se ha demostrado que es cardio-protector.

El segundo factor determinante es el consumo de una abundante cantidad de vegetales y frutas cuyo valor nutricional aporta vitaminas, minerales, antioxidantes etc. beneficiando el buen funcionamiento del organismo.

Los tomates por ejemplo son muy utilizados en todas sus formas siendo muy ricos en antioxidantes. También se utilizan mucho verduras como el calabacín o la berenjena así com la lechuga y las frutas de temporada.

En tercer lugar, hay que mencionar las propiedades de la uva que ayuda a frenar los síntomas del envejecimiento y cuida el corazón.

Sus características se extienden a los productos derivados, como el vino que es una bebida típica en los países mediterráneos.

Especialmente el vino tinto a demostrado tener beneficiosas cualidades para la salud, tomado en moderación.

Por otro lado, la dieta mediterránea incluye una buena cantidad de cereales como el arroz, la pasta o el pan que son el aporte necesario de carbohidratos, y también cuenta con un buen aporte de calcio gracias a los lácteos como quesos, yogures o cuajadas.

Finalmente una gran diferencia con otras regiones, es que se consume muchísima menos comida procesada.

Puede que hoy en día debido a la globalización la proporción no sea tanta, pero sin duda el hecho de tomar alimentos frescos y de temporada es mucho más saludable.

¿Qué La Diferencia De Otras Dietas?

La dieta mediterránea (a diferencia de otras mencionadas aquí en comeYbajakilos.com) es una dieta atípica, ya que no se basa en segur ningún programa concreto ni tiene objetivos específicos.

Podría decirse que más bien se trata de un estilo de vida y de la incorporación de hábitos alimenticios saludables para mejorar la calidad de vida y prevenir enfermedades.

Es más que una dieta, es la tradición cultural y gastronómica de ciertos pueblos, que afortunadamente puede darnos pistas sobre como comer más sano y ayudarnos a mejorar nuestro organismo.

Personas que estén acostumbradas a dietas muy grasas, que consuman grandes cantidades de comida procesada y que coman pocas verduras y carne en exceso, seguramente perderán peso si prueban la dieta mediterránea.

Pero esta no es una dieta para realizar por un periodo determinado de tiempo, sino que propone un cambio de alimentación general.

Ejemplos De Recetas Acorde A La Dieta

Bajo el paraguas de menus para la dieta mediterranea se encuentran varios países y cada uno de ellos cuenta con infinidad de ricas recetas para poner en práctica su saludable estilo de vida.

Típico del sur de España, por ejemplo, es el gazpacho. Una sopa fría de vegetales que se toma como entrante especialmente en primavera y verano ya que es muy refrescante.

La receta es muy sencilla, se deben cortar en trozos medio kilo de tomates maduros, 1 pepino, 1 pimiento verde y 1 rebanada de pan, a ellos se le añade un buen chorro de aceite de oliva, un chorrito de vinagre y una cabeza de ajo.

Luego se tritura todo con una minipimer y listo. Existen distintas variaciones, algunas personas le ponen también zanahoria y cada uno varia las proporciones según su gusto, siendo a veces más espeso y otras lo suficientemente líquido como para beberlo.

Como es sabido, en Italia es muy famosa la pasta. Una receta sencilla y muy sabrosa es la pasta al pesto.

Para realizar la salsa de pesto hay que mezclar una cabeza de ajo, varias hojas de albahaca fresca y un puñado de piñones con un buen chorro de aceite.

Se pasa por la batidora para que coja textura de salsa y listo. Luego se hecha tal cual, a temperatura ambiente, por encima de los espaguetis o cualquier tipo de pasta y se añade un poco de queso parmesano rallado.

En la mayoría de regiones del mediterráneo se suele comer también mucho pescado. Una manera muy sana de cocinarlo es poniendo la pieza entera al horno, con rodajas de limón y una picada de ajo y perejil frescos, por encima.

En internet se pueden encontrar multitud de recetas mediterráneas para todo los gustos . También se puede visitar la web de la Fundación dieta mediterránea, que tiene como objetivo promover la investigación de esta saludable dieta y difundir sus beneficios.

Sin duda este tipo de dieta es muy recomendable, no tiene contraindicaciones y es muy equilibrada y sabrosa.